Tendencias científicas: ¿El último segundo intercalar?

Esta semana durará algo más de tiempo, un segundo en concreto, denominado segundo intercalar.

Imagen: Gerd Altmann (Pixabay)

Imagen: Gerd Altmann (Pixabay)

El martes, justo antes de medianoche GMT, los relojes se detuvieron y el planeta se adelantó un segundo, los relojes automáticos mostraron las 23:59:60 y a continuación pasaron a las 00:00:00. La rotación terrestre se encuentra en un proceso de frenado lento y paulatino y los segundos intercalares ofrecen una solución para ajustar el UTC (tiempo universal coordinado) con la hora solar.

Este segundo extra podría generar ciertos problemas en la industria tecnológica y en los mercados financieros. De hecho, cuando se añadió el último segundo intercalar en 2012 se cayeron varios sitios web y en Australia, según The Guardian, se quedaron en tierra más de cuatrocientos vuelos al perder operatividad el sistema de facturación de Qantas.

Peter Whibberley, científico sénior del Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido (NPL), realizó unas declaraciones a The Guardian sobre estos temas técnicos: «Manipular la hora tiene sus contrapartidas. Debido a que los segundos intercalares se introducen de forma esporádica, resulta complicado trasladar estos cambios a los ordenadores y cualquier error provoca que los sistemas fallen temporalmente».

En la BBC, el Sr. Whibberley añadió: «Los errores en los segundos intercalares pueden provocar que se desincronicen las redes de comunicación, los sistemas financieros y otras muchas aplicaciones que se basan en un registro preciso del tiempo».

Según sus propias palabras: «Al introducir un segundo intercalar se generan problemas en algunos sistemas informáticos a causa de fallos en el código programado para que puedan funcionar. Las consecuencias son considerablemente graves en la región Asia-Pacífico debido a que la introducción de los segundos intercalares se produce en horario laboral».

Linus Torvalds, una de las principales figuras detrás del kérnel de Linux y al cargo de múltiples servicios importantes de Internet, explicó en WIRED los problemas de software que surgen con los segundos intercalares: «Casi siempre que se introduce un segundo intercalar descubrimos algo. Es muy molesto, ya que se trata de código que prácticamente no se ejecuta nunca y por lo tanto no pasa por las pruebas de usuario en condiciones normales».

Según The Guardian, la necesidad de introducir segundos intercalares se debe en parte a que la medición oficial del tiempo ha ganado una precisión enorme: «Los relojes atómicos son casi un millón de veces más precisos a la hora de medir el tiempo que la rotación de la Tierra, la cual varía de un día a otro y se frena a largo plazo a causa del efecto gravitatorio de la Luna. [...] Sin esta corrección, la hora civil se iría apartando del basado en la rotación de la Tierra, hasta el punto de que en unos 800 años el Sol alcanzaría el cénit a la una del medio día en lugar de a las 12.

Esta práctica comenzó en 1972 y el segundo intercalar del martes fue el primero introducido en tres años. Existe un desacuerdo entre los encargados de medir el tiempo sobre si la práctica de añadir un segundo intercalar debería mantenerse, dado el riesgo que supone para los sistemas económicos, de comunicación o incluso de transporte.

En WIRED abogan por su eliminación por simple comodidad: «Mantenemos el segundo intercalar simplemente para sentirnos bien. No nos gusta la idea de que el Sol esté en lo más alto cuando aún no es mediodía. Nos desagrada la idea de que empiece a descender, por ejemplo, a las tres de la tarde. Pero aunque abandonemos la práctica del segundo intercalar, esta situación no ocurriría hasta pasados varios siglos. Tenemos por tanto un margen enorme para sincronizar de algún otro modo los relojes y los ordenadores de todo el mundo con la rotación de la Tierra.

El miércoles no trascendió noticia alguna sobre catástrofes en los sectores financiero o tecnológico, por lo que este segundo intercalar debe haber pasado sin pena ni gloria. Es más, podría ser el último si al final se decide no continuar con esta práctica en el «Congreso mundial sobre radiocomunicación» que se celebrará en noviembre de 2015 en Ginebra.

Para más información, consulte: http://www.npl.co.uk/

Fuente: CORDIS

¡Nos gustaría saber lo que piensas!

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>