Los seres humanos han evolucionado para ser más altos e inteligentes

Aquellas personas que han nacido de padres de diversos orígenes genéticos tienden a ser más altas y tienen una mejor lucidez mental, según los hallazgos de un estudio internacional que ha estudiado diversas poblaciones alrededor del mundo.

Crédito de la imagen: Cuteimages (Freedigitalphotos.net)

Crédito de la imagen: Cuteimages (Freedigitalphotos.net)

Los investigadores analizaron la salud y la información genética de más de 100 estudios realizados en todo el mundo, entre los que se incluían detalles sobre más de 350.000 personas de comunidades urbanas y rurales. El equipo encontró que una mayor diversidad genética está vinculada con una mayor estatura, y también se asocia con mejores habilidades cognitivas, así como con mayores niveles de educación.

Sin embargo, la diversidad genética no tuvo ningún efecto en factores tales como la presión arterial alta o los niveles de colesterol en la sangre, que afectan las posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes y otras enfermedades complejas.

Al examinar toda la composición genética de diversos individuos los investigadores de la Universidad de Edimburgo identificaron los casos en que las personas habían heredado copias idénticas de genes tanto de su madre como de su padre – un indicador de que sus antepasados estaban relacionados. Por el contrario, un nivel bajo de copias idénticas es indicativo de que sus antepasados no estaban relacionados.

Aunque se creía que los lazos familiares estrechos elevarían el riesgo de enfermedades complejas, los investigadores encontraron que este no es el caso. Los únicos rasgos que encontraron que son afectados por la diversidad genética son la estatura y la capacidad de pensar con rapidez.

Los hallazgos sugieren que con el paso del tiempo la evolución está favoreciendo a las personas con una mayor estatura y mayor lucidez mental, pero que no afecta la propensión al desarrollo de enfermedades graves.

Peter K. Joshi, Tonu Esko, Hannele Mattsson, Niina Eklund, Ilaria Gandin, Teresa Nutile, Anne U. Jackson, Claudia Schurmann, Albert V. Smith, Weihua Zhang, Yukinori Okada, Alena Stančáková, Jessica D. Faul, Wei Zhao, Traci M. Bartz, Maria Pina Concas, Nora Franceschini, Stefan Enroth, Veronique Vitart, Stella Trompet, Xiuqing Guo, Daniel I. Chasman, Jeffrey R. O’Connel, Tanguy Corre, Suraj S. Nongmaithem et al. Directional dominance on stature and cognition in diverse human populations. Nature (2015), doi: 10.1038/nature14618

Fuente: University of Edinburgh 

Un comentario

  1. Muy interesante sus publicaciones, para saber mucho mas.

¡Nos gustaría saber lo que piensas!

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>