ALMA observa en alta frecuencia y arroja nuevas luces sobre Urano

Este logro permitirá explorar dimensiones totalmente nuevas del Universo, potenciando las actuales capacidades alcanzadas con los receptores de la Banda 9.

La fría atmósfera de Urano vista con el receptor de banda 10 de ALMA | Neil Phillips (ESO/JAO) y Ed Fomalont (NRAO)

La fría atmósfera de Urano vista con el receptor de banda 10 de ALMA | Neil Phillips (ESO/JAO) y Ed Fomalont (NRAO)

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) alcanzó un nuevo hito tras desplegar plenamente su visión en el espectro submilimétrico, formado por longitudes de onda de luz cósmica que encierran información fascinante sobre el frío y oscuro Universo distante.

Este logro permitirá a ALMA explorar dimensiones totalmente nuevas del Universo, potenciando las actuales capacidades alcanzadas con los receptores de la Banda 9. Se trata, además, de una etapa fundamental en el proceso de puesta en marcha del telescopio, que desplegó por fin todo su potencial para ponerlo a disposición de la comunidad astronómica internacional.

Para demostrar sus nuevas capacidades, el equipo de puesta en marcha publicó una nueva imagen del planeta Urano tal como se ve en el espectro submilimétrico de la luz. La imagen —obtenida con los receptores de banda 10 de ALMA, que captan las frecuencias más altas— revela el frío resplandor de la atmósfera del planeta, cuyas temperaturas pueden bajar a -224 grados Celsius y le valen el estatus de planeta más frío del Sistema Solar. Con su capacidad incrementada, ALMA permitirá a los astrónomos y científicos planetarios estudiar y vigilar los cambios de temperatura que ocurran en la atmósfera de Urano y de otros planetas gigantes de nuestro Sistema Solar de maneras antes imposibles de realizar.

Satoko Takahashi, astrónoma de ALMA, afiliada al Observatorio Astronómico Nacional de Japón y encargada de dirigir esta etapa, comenta: “Para que los astrónomos puedan aprovechar las ventajas de las más altas frecuencias, primero tuvimos que calibrar el telescopio y definir estrategias de observación que produjeran los resultados más certeros y útiles. De ahí que la etapa de puesta en marcha sea tan importante para lograr un resultado exitoso”.

ALMA observa el cosmos mediante un conjunto de receptores calibrados con gran precisión que se instalan dentro de cada una de las 66 antenas. Cada tipo de receptor es sensible a una determinada banda, o rango de longitudes de onda del espectro electromagnético. Los receptores de banda 10, que captan las frecuencias más altas, han sido instalados y probados en la mayoría de las antenas de ALMA, y durante los próximos meses se instalarán e incorporarán los receptores restantes.

Para aprovechar al máximo la nueva capacidad de observación en altas frecuencias, el equipo de puesta en marcha está refinando dos técnicas de observación. La primera, conocida como transferencia de banda a banda, permite a ALMA observar altas frecuencias en condiciones meteorológicas no óptimas observando primero un objeto en longitudes más largas y luego usando esos datos para calibrar el telescopio para una observación específica. “Esta técnica aumentará considerablemente la cantidad de tiempo de ALMA para estudiar el Universo en ese espectro”, agrega Violette Impellizzeri, astrónoma de ALMA, afiliada al Observatorio Radioastronómico Nacional de Estados Unidos.

La otra técnica implica primero observar frecuencias en bandas muy anchas para luego sintonizar bandas más angostas, en altas frecuencias. Esta técnica pronto será un procedimiento de rutina, aún cuando sea única para ALMA en estas frecuencias. Juntas, estas dos técnicas permitirán acumular muchas más horas de observación en altas frecuencias de lo que sería posible normalmente”.

Mientras tanto, siguen llegando a ALMA equipos de todas partes del mundo para probar estas técnicas y definir la mejor estrategia de observación de alta frecuencia para ALMA.

Información adicional

La instalación astronómica internacional Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) es una asociación entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado en Europa por la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO), en Norteamérica por la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU. (NSF) en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Consejo Nacional de Ciencia de Taiwán (NSC) y en Asia del Este por los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales (NINS) de Japón en cooperación con la Academia Sinica (AS) de Taiwán.

El equipo internacional de puesta en marcha encargado de la Campaña de Observación en Alta Frecuencia fue encabezado por Satoko Takasashi, del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, en su sigla en inglés), parte que representa a Asia del Este en ALMA, y Anthony Remijan, del Observatorio Radioastronómico Nacional de Estados Unidos (NRAO), quien se desempeña como científico del Programa de Ampliación y Optimización de Capacidades de ALMA. También forman parte del equipo Catherine Vlahakis, Neil Philips, Denis Barkats, Bill Dent (JAO/ESO), Ed Fomalont, Brian Mason, Jennifer Donovan Meyer (NRAO); Violette Impellizzeri, Paulo Cortes, Christian Lopez (JAO/NRAO); Christine Wilson (NRAO/McMaster University); Seiji Kameno, Tsyuoshi Sawada (JAO/NAOJ); Tim Van Kempen, Luke Maud, Remo Tilanus (Leiden); Robert Lucas (Grenoble); Richard Hills (Cambridge); James Chibueze; Akihiko Hirota (JAO/NAOJ).

Fuente: Agencia iberoamericana para la difusión de la tecnología (DICTY)

¡Nos gustaría saber lo que piensas!

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>