Los seres humanos pueden “oler” el género

El cuerpo humano produce señales químicas que comunican el género a los miembros del sexo opuesto, según un estudio publicado en Cell Press. Los “olorcillos” de los ingredientes activos esteroides (androstenediona en los hombres y estratetraenol en las mujeres) influencian nuestra percepción de movimiento como más masculino o más femenino. El efecto, que en su totalidad se produce sin conciencia, depende tanto de nuestro sexo biológico, como de nuestras orientaciones sexuales.

Crédito de la imagen: Imagerymajestic (Freedigitalphotos.net)

Crédito de la imagen: Imagerymajestic (Freedigitalphotos.net)

“Nuestros hallazgos abogan por la existencia de feromonas humanos sexuales”, dice Wen Zhou de la Academia China de Ciencias. “Demuestran que la nariz puede oler el género en las secreciones del cuerpo, incluso cuando no pensamos que olemos algo en el nivel consciente”.

Los estudios anteriores han mostrado que la androstenediona, que se encuentra en el semen masculino y en las axilas, puede promover el buen estado de ánimo en el sexo femenino, en contraposición con el masculino. El estratetraenol, que inicialmente se identificó en la orina femenina, tiene efectos similares en el sexo masculino. Pero no estaba claro si esos productos químicos realmente actuaban como señales sexuales.

En el nuevo estudio Zhou y sus colegas pidieron a hombres y mujeres, tanto heterosexuales como homosexuales, que vieran lo que se conoce como “point-like walkers” (caminantes de punto de luz) en una pantalla. Los caminantes constan de 15 puntos que representan las 12 articulaciones principales del cuerpo humano, además de la pelvis, el tórax y la cabeza. La tarea consistió en decidir si los pasos, manipulados digitalmente, eran más masculinos o femeninos.

Los participantes completaron la tarea a lo largo de varios de días, mientras se les exponía, ya sea a androstenediona, estratetraenol o a una solución de control, que en todos los casos olía a clavo de olor. Los resultados revelaron que la androstenediona sistemáticamente sesgó a las mujeres heterosexuales, pero no los hombres, a percibir los caminantes como más masculinos. Por el contrario, los investigadores informan que el estratetraenol sistemáticamente sesgó a los varones heterosexuales, pero no a las mujeres, a percibir a los caminantes como más femeninos.

Los investigadores encontraron que los hombres homosexuales respondieron a las feromonas de género de forma similar a las mujeres heterosexuales. Las respuestas de las mujeres bisexuales u homosexuales a los mismos olores se situaron entre las de los hombres heterosexuales y las de las mujeres.

“Cuando las señales visuales de género eran extremadamente ambiguas, oler la androstenediona en contraposición con el estratetraenol produjo una modificación del 8% en la percepción de género”, dice Zhou, un efecto estadísticamente significativo.

“Los resultados proporcionan la primera evidencia directa de que los dos esteroides humanos comunican información sobre el género opuesto, que es diferencialmente efectiva para los dos grupos sexuales en base a su orientación sexual”, dicen los investigadores. “Por otra parte, demuestran que la percepción visual de género en los seres humanos se basa en señales biológicas quimiosensoriales subconscientes, un efecto que del que hasta ahora no se sospechaba”, concluyen los investigadores.

Artículo científico: Wen Zhou, Xiaoying Yang, Kepu Chen, Peng Cai, Sheng He, Yi Jiang. Chemosensory Communication of Gender through Two Human Steroids in a Sexually Dimorphic Manner. Current Biology (2014), doi: 10.1016/j.cub.2014.03.035

Fuente: Cell Press

¡Nos gustaría saber lo que piensas!

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>