Las mujeres solteras y viudas dieron forma a la cultura religiosa de la Hispanoamérica colonial

Una investigación, conducida por Brianna Leavitt-Alcántara, profesora adjunta de historia de la Universidad de Cincinnati, revela cómo el género y el estado civil dieron forma a las redes religiosas del siglo 18 en la Hispanoamérica colonial, y cómo las mujeres soleteras, que disfrutaban de independencia económica, jugaron un papel clave en la configuración de la economía espiritual de sus comunidades.

Las mujeres solteras y viudas dieron forma a la cultura religiosa de la Hispanoamérica colonial

Crédito de la imagen: University of Cincinnati

La investigación de Leavitt-Alcántara se centró en una muestra de 100 testamentos de la Ciudad de Guatemala durante un período de 20 años, de 1750 a 1770, cuando Hispanoamérica experimentaba una transformación política y religiosa.

Los testamentos revelan cómo las mujeres solteras y viudas de diversos orígenes sociales, se posicionaron como benefactoras piadosas al patrocinar a los sacerdotes, mientras que al mismo tiempo invocaban la ayuda y el apoyo de éstos, para resolver sus asuntos espirituales y mundanos.

Leavitt-Alcántara explica que la mayoría de las investigaciones sobre la mujer y la religión en la Hispanoamérica colonial se han centrado en monjas, en santas mujeres, y en aquellas acusadas de ‘desviación’ religiosa.

Sabemos muy poco acerca de las mujeres comunes, en gran parte debido a que es mucho más difícil localizar las fuentes de información, dijo Leavitt-Alcántara; sin embargo, añadió que las ciudades coloniales hipanomericanas, a menudo estaban pobladas por más mujeres que por hombres, ya que las ciudades daban preferencia al servicio doméstico y al comercio en pequeña escala. Esta situación demográfica, junto con otros factores sociales y culturales, se tradujo en un número relativamente alto de mujeres solteras, de viudas, y de hogares encabezados por mujeres.

Aunque la soltería de las mujeres era socialmente aceptable, como resultado de la sociedad patriarcal, las mujeres solteras estaban en una posición difícil tanto económica, como social y culturalmente. “Las mujeres solteras y viudas enfrentaban mayores preocupaciones sociales acerca de su sexualidad. Además, las mujeres que habían nacido ilegítimas, pobres o multirraciales podían enfrentarse a otras dudas acerca de su moralidad, su ortodoxia religiosa o su criminalidad”, dijo Leavitt-Alcántara. Las mujeres que no vivían con un patriarca natural – un padre o un esposo – formaban enlaces con otras figuras patriarcales, así que lo que ha mostrado la investigación, es que las mujeres pueden haber buscando en los sacerdotes esa figura, que les ayudaba a sobrevivir socialmente, y a ser tenidas como mujeres honorables y piadosas.

Los testamentos revelan que las mujeres solteras y viudas a menudo nombraban a los sacerdotes como beneficiarios de sus fundaciones piadosas, mientras que al mismo tiempo nombraban a los sacerdotes como ejecutores de sus bienes – con lo que esencialmente los colocaban a cargo, tanto de los asuntos espirituales, como de los mundanos.

Leavitt-Alcántara agregó que, además, “las mujeres establecían relaciones con sacerdotes que no eran sus párrocos, a pesar de que la Iglesia Católica contemplaba la relación primaria confesional como aquella entre el párroco y sus feligreses”. Esto también pone de manifiesto la competencia entre los sacerdotes y las órdenes monásticas para formar afiliaciones religiosas con estas mujeres, y parece que las mujeres participaron activamente en este mercado competitivo.

Según la investigadora, el desarrollo de estas redes de las mujeres con las iglesias fuera de su barrio o parroquia, ayudó a crear una identidad urbana común en una región que tenía una fuerte división racial, étnica y de clase.

Fuente: University of Cincinnati

Un comentario

¡Nos gustaría saber lo que piensas!

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>