¿Las palmeras guardan la clave de la inmortalidad?

Durante siglos, hemos explorado e investigado, y, en algunos casos, descubrimiento cómo evitar enfermedades mortales y aumentar la esperanza de vida. Biólogos, médicos, gurús espirituales, e incluso exploradores han emprendido esas exploraciones e investigaciones. Uno de los ejemplos más conocidos es el de Ponce de León con su legendaria búsqueda de la ‘Fuente de la Juventud’. Sin embargo, la clave de la longevidad puede que no esté en el agua milagrosa que buscaba Ponce de León, sino más bien en la estructura y la función de las células dentro de una planta, y no de una especial, rara o misteriosa, sino más bien común, incluso ordinaria: la palmera.

La imagen muestra a la palmera Sabal causiarum, nativa de Puerto Rico, plantada en 1932 en el Centro  Montgomery de Botánica, en Coral Gables, Florida, en el mejor momento de su larga vida (altura estimada de 20 m). Crédito: Cortesía de P. Barry Tomlinson, National Tropical Botanical Garden, Miami

La imagen muestra a la palmera Sabal causiarum, nativa de Puerto Rico, plantada en 1932 en el Centro Montgomery de Botánica, en Coral Gables, Florida, en el mejor momento de su larga vida (altura estimada de 20 m). Crédito: Cortesía de P. Barry Tomlinson, National Tropical Botanical Garden, Miami

Como estudiante de botánica de la Universidad de Leeds, P. Barry Tomlinson escribió un ensayo muy galardonado, que se tituló: ‘La duración de la vida’. Cincuenta años después, Tomlinson (ahora profesor distinguido del Jardín Kampong en el Jardín Botánico Nacional de Miami) se asoció con el estudiante graduado Huggett Brett de la Universidad de Harvard para escribir un artículo científico que explora la idea de que las palmeras pueden ser el árbol más longevo, y que su longevidad podría tener bases genéticas.

Un componente del ciclo de vida de un organismo, en el que los biólogos han estado particularmente interesados, es si la longevidad está determinada genéticamente y si es adaptativa. Para los botánicos sería invaluable descubrir los vínculos genéticos para aumentar la producción agrícola y la vida reproductiva de las plantas, especialmente plantas de vida larga , como los árboles.

En su artículo, Tomlinson y Huggett destacan que la longevidad de un organismo está determinada por el período de tiempo en el que sus células permanecen metabólicamente activas. En este sentido, las plantas y los animales difieren drásticamente, debido a su organización, ya que las plantas continuamente pueden desarrollar nuevos órganos y tejidos, mientras que los animales tienen un plan corporal fijo y no pueden regenerar los órganos senescentes. Así, las plantas potencialmente pueden vivir más tiempo que los animales.

Los autores centraron su análisis en las palmeras porque tienen células vivas que pueden ser sostenidas a lo largo de la vida de la planta, por lo que, según ellos, pueden tener algunas de las células más longevas de cualquier organismo. Como comparación, en la mayoría de los árboles de larga vida, la parte principal, el tronco del árbol, se compone casi en su totalidad de madera muerta y en ese sentido es esencialmente un esqueleto de apoyo para el árbol, con sólo un anillo interior de células activas. Por ejemplo, el esqueleto del Pinus longaeva puede tener hasta 3000 años de edad, pero los tejidos vivos activos sólo pueden vivir menos de un siglo.

En contraste, los troncos de las palmas consisten en células que individualmente viven durante mucho tiempo, de hecho, por toda la vida de la planta.

Detalle de un haz vascular de una sección transversal del tallo maduro en celoidina, y teñido con safranina y verde rápido. (Fotografía: Cortesía de Brett Huggett, Harvard University)

Detalle de un haz vascular de una sección transversal del tallo maduro en celoidina, y teñido con safranina y verde rápido. (Fotografía: Cortesía de Brett Huggett, Harvard University)

Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿cuánto tiempo puede vivir una palmera? Los autores señalan que es difícil determinar la edad de una palmera, debido principalmente a que no tienen un crecimiento secundario, y por tanto no presentan anillos anuales de crecimiento o de temporada. Sin embargo, la edad se pueden calcular con precisión por la tasa de producción de palmas, así como por cicatrices visibles en el tronco que dejan las palmas al caer. En consecuencia, los autores encontraron que se estima que varias especies de palmera viven 100 años, e incluso hasta 740.

“No estamos diciendo que las palmeras guardan el secreto de la eterna juventud, y de hecho no afirmamos que haya características químicas especiales que permitan que las células de ciertos organismos se conserven completamente diferenciadas con una vida útil indefinida”, dijo Tomlinson. “Más bien, hacemos hincapié en las características distintivas de desarrollo de los tallos de las palmeras, en comparación con los de los árboles convencionales”.

Fuente: American Journal of Botany

Un comentario

  1. sarahleonorampuerotorreblancadeMendizábal

    Es muy importante que las Autoridades Municipales conozcan el tiempo de vida de los árboles, para que sepan con responsabilidad en que lugar van a plantarlos , respeten su hábitat,. respeten a estos seres vivos que tienen la misión de purificar el ambiente.La vida de un árbol es valiosísima.

Deja un Comentario como sarahleonorampuerotorreblancadeMendizábal Cancela comentario

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados * se deben llenar. *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>